/ relaciones de pareja

Cómo atraer el amor verdadero a tu vida

El tema que os traigo hoy pertenece también a la serie de "Relaciones de pareja y amor" que comencé la semana pasada, pero hoy entramos de lleno en materia con lo que es el corazón de esta serie: el amor verdadero.
¿No te pasa que llevas toda la vida escuchando estas dos palabras pero que, con el paso del tiempo y de tanto escucharlas, han perdido su significado y ya ni siquiera sabes a qué se refieren? Es normal, porque muy pocas personas entienden qué es el amor en realidad, y menos personas aún lo practican. Por lo general, lo que practicamos la inmensa mayoría (entre los cuales me incluyo) es el egoísmo: te doy amor si tú me lo das a cambio y si no me lo das, no te preocupes, que ya te chantajearé, te presionaré y haré lo que haga falta para que me des ese amor que me debes a cambio del que yo te doy.

Sí, las personas somos egoístas, nuestro ego nos hace ser EGO-ÍSTAS debido a su temor intrínseco a no estar a la altura, a no ser merecedor, y el ego interpreta que el afecto de los demás es algo así como un premio que debe conseguir, que es un trueque en el cuál yo te doy amor pero tú a cambio también tienes que dármelo, y si no lo haces es porque eres mala persona o porque no tienes sentimientos y, por lo tanto, no eres merecedor/a de mi amor.
¿A que si te lo explico de esta forma tan cruda te parece impensable que de lo que esté hablando sea del amor? Claro, en el cine, en las novelas, en los anuncios de televisión nos pintan el amor como la cosa más maravillosa del mundo pero ¡ay!, cuando nos toca aplicarlo a nuestra vida se convierte en algo no tan maravilloso. Convertimos el amor en un intercambio, en una transacción fea y deformada que lo único que pone de manifiesto son nuestras propias inseguridades y miedos.

¡Vaya! El post no empieza suave precisamente. Pero como siempre te digo, que cueste ver la realidad de las cosas no hace que estas sean menos ciertas. Por suerte, absolutamente todos tenemos la capacidad de amar de verdad si somos capaces de tirar abajo nuestras barreras y defensas y entender que SOMOS AMOR, que el amor no es algo que tengas que buscar fuera de ti, sino que ya está en ti. La cualidad fundamental del amor verdadero, y no ese pseudoamor que nos venden en el cine y en las baladas románticas, es que es un acto desinteresado que consiste en dar y, como es desinterado, sin esperar nada a cambio. Repito: sin esperar nada a cambio.

Esto es lo que distingue al amor verdadero (el auténtico, lo que es en realidad y siempre ha sido) de ese comportamiento que hemos aprendido nosotros y al que llamamos "amor". ¿Por qué? Porque por lo general damos esperando recibir algo a cambio. Te digo que "te quiero" o que "me encanta estar contigo" o que "me gustas mucho", pero a cambio espero que tú también me lo digas, y si no me lo dices entonces pienso que no eres digno/a de mí, o bien tiro por el lado totalmente contrario y pienso que no soy digna del amor del otro, que no soy suficientemente buena para recibir su amor. ¿Cómo hemos llegado a convertir el amor en semejante aberración? Bueno, mi respuesta a esta pregunta es que no es culpa nuestra. No se puede culpar a quien vive toda la vida sin conocer algo a que sea un experto en el tema, ¿verdad?

Este desconocimiento procede, en primer lugar, de que cuando somos niños nadie nos enseña realmente qué es el amor. Si nadie lo conoce en realidad, es difícil que alguien pueda enseñarlo. De este modo, no desarrollamos esta cualidad que es innata en nosotros y, en vez de practicarla y hacernos cada vez más expertos en ella, esperamos que nos llegue de fuera para cubrir esa carencia que por nosotros mismos no podemos suplir. Pero el amor es un estado del Ser (de nuestro Ser auténtico). Cuando vibras en amor y, por lo tanto, eres fiel a tu naturaleza, no esperas nada a cambio porque, como te decía más arriba, la cualidad intrínseca del amor es DAR. Recibir es algo que si llega está muy bien y deberemos sentirnos muy agradecidos por ello, pero si no llega está igualmente bien. La necesidad de recibir es una expectativa que crea nuestra mente, pero no se basa en nada real.

Si de verdad quieres atraer a tu vida una relación basada en el amor verdadero, hay dos elementos fundamentales que pasamos por alto en el 95% de los casos: la libertad y la cualidad de dar a la otra persona.
En este video te explico en más detalle en qué consisten estos dos elementos tan importantes y qué hacer para atraer el amor verdadero a tu vida.

La libertad es algo que todos deseamos para nosotros mismos, pero no somos capaces de dársela a nuestra pareja, porque tampoco entendemos realmente en qué consiste. En las relaciones de pareja hay un momento de inflexión pasadas las primeras semanas o meses, y es cuando te das cuenta de que tienes algo que perder. Cuando llevamos un tiempo de relación se ha generado un vínculo con la pareja, y de ese vínculo nuestro ego crea un apego. Es cuando puedes llegar a sentir que si tu novio/a ya no está en tu vida, que si se marcha, no serás feliz, que nadie te querrá tanto como él/ella, que nadie te gustará tanto como él/ella, que con nadie te sentirás tan especial como con él/ella, y te entra el miedo, que es la reacción del ego ante una situación que no puede controlar. Este es el apego, la creencia de tu ego de que ya no puedes vivir sin la otra persona, de que la vida nunca será igual si esa persona se marcha de tu lado.

Esto hace que queramos tener la certeza absoluta de que la pareja siempre va a permanecer a nuestro lado y empezamos a querer controlar lo que hace, con quién está, dónde pasa su tiempo, etc. Sentimos miedo, y el miedo saca lo peor de cada uno de nosotros y nos impulsa a querer controlar a nuestra pareja. La consecuencia de esto es que privamos a la otra persona de su libertad, de su libre albedrío. Donde hay amor hay libertad, y donde hay deseo de posesión, de no querer perder a tu pareja, de celos, de envidias, de ansiedad, ahí no hay amor sino miedo.

El segundo elemento es la cualidad de dar a la otra persona y de esto te hablaba al inicio de este post, pues está totalmente relacionado con lo que es el amor en realidad que, si recuerdas, te decía que consiste en dar, sin más. Debes tener en cuenta que no podrás atraer a tu vida nada que no conozcas y que no hayas experimentado. Por lo tanto, si no sabes qué es el amor ¿cómo esperas atraerlo a tu vida?

Para poder vivir el amor de verdad es necesario hacer un cambio de mentalidad. Ahí es donde reside el secreto del amor verdadero. No se trata de encontrar una persona más o menos acorde a ti, más o menos afín a ti; se trata de que cambies tú, de que entiendas en qué consiste el amor en realidad y que lo practiques, que lo practiques sin reservas, primero contigo misma y, luego, con las personas que te rodean.
Hasta que no experimentes ese amor incondicional por ti misma no podrás tampoco atraerlo a tu vida.

Marta

Marta

Apasionada, sincera y auténtica. Una mujer que corre con los lobos. En esta aventura que es la vida y en mi camino personal hacia el autoconocimiento, quiero compartir con el mundo mis descubrimientos

Read More